Pfizer México avanza en el desarrollo de la vacuna contra COVID-19 según cronograma

Pfizer México avanza en el desarrollo de la vacuna contra COVID-19 según cronograma

Pfizer México se encuentra avanzando en la creación de una vacuna contra el virus de la COVID-19 siguiendo el cronograma establecido. De acuerdo con la directora, Constanza Losada, el laboratorio no ha sufrido interrupciones como les ha sucedido a otros desarrolladores.

Losada expresó que esta vacuna ha sido uno de los retos más importantes para la historia del laboratorio Pfizer. Para ella, “tener una vacuna habitualmente puede llevar entre 10 y 15 años, y poder lograrla si todo sale favorablemente en cuestión de meses, es algo asombroso”.

Esta farmacéutica, es una de las tres compañías del sector en firmar un convenio con el Gobierno de México, para adquirir casi 140 millones de las vacunas a desarrollar para combatir al virus del Coronavirus.

Se ha estimado que las primeras dosis estén disponibles para el mes de diciembre de este año y que se van a poder vacunar a 90.9 millones de mexicanos durante el transcurso del año 2021.

Por otra parte, la directora explicó que Pfizer ya lleva el diseño y fabricación de su vacuna en una tercera fase. Y esta consiste en realizar los primeros ensayos que van a permitir medir la eficacia de dicha vacuna.

Para esta ocasión, la farmacéutica ha conseguido el apoyo de 44 mil voluntarios para probar el suero. De esta cantidad de personas, un tercio son latinoamericanos.

Losada también añadió “Estamos esperando finalizar los estudios y poder compartir la información con agencias regulatorias, específicamente la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), y estar listos en el mes de noviembre”.

Al mismo tiempo, la ejecutiva señaló que si se consigue la aprobación de la vacuna, entonces para el mes de diciembre ya se estarán entregando los primeros lotes, de los cuales 34 millones de dosis se destinarán para inmunizar a 17 millones de mexicanos.

Aunque el tiempo ha sido el peor enemigo de la pandemia, la directora también indicó que la farmacéutica se ha visto en la necesidad de realizar procesos anormales. Uno de ellos es compartir los resultados con los entes regulatorios en tiempo real para agilizar los procesos de aprobación.

Seguridad y eficacia

La pandemia por Coronavirus ya suma más de 40,4 millones de casos en todo el mundo. Esto ha hecho que la velocidad en la elaboración de una vacuna sea algo sin precedentes.

Una de las premisas que han ponderado los científicos es contar con un sistema biológico seguro y eficaz para los individuos afectados. “No se puede, en ningún momento, dejar de lado la seguridad y la eficacia de la vacuna”, señaló Losada.

Algunos laboratorios se han visto obligados a suspender sus ensayos clínicos debido a que algunos voluntarios han estado presentando reacciones adversas.

En el caso de Pfizer, estas suspensiones por reacciones adversas no han ocurrido, por lo cual han podido ir más allá, así lo ha señalado Losada. Es necesario recordar que los ensayos de Pfizer se iniciaron en abril de este mismo año pero en julio es cuando se inició con la fase número tres.

Inicialmente se arrancó el ensayo con treinta mil candidatos voluntarios, pero luego se amplió a 44 mil, con el objetivo de poder incorporar a otros grupos de menor rango de edades.

La directora también señaló que el desarrollo de la vacuna ha avanzado según se ha estipulado en el cronograma de la farmacéutica, y esto es debido a que no han atravesado situaciones de preocupación o eventos negativos para obligar a detener los ensayos.

Por los momentos, la vacuna tiene prevista ser aplicada en un par de dosis. La segunda dosis se coloca tres semanas después de inyectar la primera. Esto es para poder garantizar protección en el voluntariado y evitar a toda costa una grave enfermedad por COVID-19.

Antes y después de la pandemia

Para Losada, el desarrollo de un suero para combatir el Coronavirus, supone un punto de inflexión para desarrolladores de vacuna a escala mundial. “Ojalá también reflejen un antes y un después en el desarrollo de medicamentos”, apuntó.

Ir arriba