El cambio climático presenta una amenaza sistemática a la economía

Los grandes inversionistas de Estados Unidos, advierten a la Reserva Federal, que el cambio climático presenta una amenaza sistemática a la economía. Así lo plantearon los ejecutivos de los fondos de pensiones y otros inversores, en una carta firmada dirigida a la Reserva Federal. 

Este grupo de inversores consideran que el cambio climático representa un riesgo que puede desestabilizar el mercado financiero. Y ellos en su conjunto manejan una cantidad aproximada de 1 billón de dólares en activos. 

Por lo que estiman que tanto la Reserva Federal como otros entes reguladores, deben actuar con prontitud para evitar un desastre económico.

En este sentido manifiestan en la carta más de 36 planes de pensiones, que ellos administran, además de otros tipos de servicios financieros. También señalan que las consecuencias de la crisis climática perjudicará el valor de los activos, pero también la estabilidad económica del país. 

Entre los firmantes de la carta se encuentran los fondos de pensiones más grandes del país. Como por ejemplo el Sistema de Jubilación de Maestros del Estado de California, o CalSTRS, el cual administra $ 246 mil millones.

También firmó  la Oficina del Contralor de la Ciudad de Nueva York, oficina que supervisa los fondos de pensiones por un estimado de $ 206 mil millones

Asimismo, firmó la Oficina del Contralor de Nueva York, a través de la cual se administra el fondo de jubilación del estado, que alcanza la cifra de $ 211 mil millones.

De manera que el  impacto ambiental que ocasiona el cambio climático además de la amenaza financiera, son riesgos que avizoran que el precio de las empresas más vulnerables caiga en forma precipitada. Lo que por supuesto tendrá una repercusión en la economía del país. 

Según se expresa en la carta, tanto los riesgos físicos como los económicos del cambio climático, pueden generar “impactos desastrosos como nunca antes habíamos visto”. 

En este sentido se hace un llamado a la Comisión de Bolsa y Valores, así como a otras agencias, a que integren en sus mandatos el tema del Cambio Climático como prioridad.

Se sugieren algunas recomendaciones

Los Inversores además de la advertencia sobre las amenazas del cambio climático a la economía, hacen una serie de recomendaciones.

Entre ellas se sugiere dar mayor información a las empresas sobre las implicaciones del cambio climático, en la continuidad de las mismas. También piden exigir por ejemplo, información sobre las emisiones de gases efecto invernadero que producen.

De igual manera, solicitan saber sobre cuáles de las instalaciones que poseen presentan un inminente riesgo debido al aumento de las mareas. Esa información ayudaría a los inversores a analizar y tomar decisiones más adecuadas.

Asimismo, esto traería como consecuencia que las empresas se preocupen más por reducir las emisiones GEI. De lo contrario, se arriesgan a perder futuras inversiones o la cobertura de un buen seguro.

En el mismo sentido, Steven Rothstein, director gerente de Ceres Accelerator for Sustainable Capital Markets, del grupo que organizó la carta, manifiesta que “todas las empresas medianas y grandes tienen préstamos bancarios y seguros”. Razón por la cual se comprometerían a cumplir ciertas exigencias, pues no se arriesgarán a perder esos beneficios.

Por otra parte, afirma Rothstein, que sería una buena medida involucrar a los bancos. Que en este sentido, la Reserva Federal exija a las entidades financieras, que analicen la vulnerabilidad a los riesgos climáticos que enfrentan las empresas, como parte de la evaluación para conceder créditos. 

Las llamadas “pruebas de estrés” que se hacen para otro tipo de riesgos a las compañías antes de dar un financiamiento. 

En el mismo orden de ideas, Sarah Bloom Raskin, ex gobernadora de la Reserva Federal y subsecretaria del Tesoro, considera que los reguladores en los EE.UU estaban atrasados respecto a este punto, con relación a otros países donde ya se analiza el riesgo climático.

En resumidas cuentas en la carta se solicitan dos cosas bien definidas. En primer lugar, que las agencias consideren al cambio climático como un riesgo sistémico, y asimismo le den un tratamiento preferencial.

En segundo lugar, que la S.E.C., quien se encarga de regular el mercado de valores y además exige a las empresas participantes que informen en forma regular sobre los riesgos que enfrentan, que también exija a las empresas divulgar los riesgos financieros que afrontan debido al cambio climático.

Tal como lo afirma Carlos Curbelo, ex representante republicano de Florida, quien también firmó la carta. Los riesgos climáticos son reales y hay que tomarlos en cuenta. Aquellos que residimos al sur de Florida los vivimos casi a diario.

Ir arriba