EE.UU. ofrece recompensa por el presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela

El secretario de Estado Mike Pompeo anunció recompensa de 5 millones de dólares por información que conduzca a la captura o enjuiciamiento de Maikel Moreno.  Moreno es el actual presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela. Así, otro miembro de los poderes del estado venezolano integra la lista de “delincuentes” más buscados por EE.UU.

Cabe destacar que Washington considera a Maikel Moreno parte de las redes internacionales de corrupción y crimen organizado. El comunicado emitido por Pompeo indica que Moreno se ha valido de su posición como presidente del TSJ para recibir en los últimos años, sobornos en metálico o propiedades a cambio de influir en decisiones judiciales.

Así mismo, Moreno ya había sido incluido por Washington en su lista de dirigentes venezolanos corruptos. Específicamente, el 26 de marzo pasado el secretario de Justicia de EE.UU., William Barr presentó cargos contra 15 funcionarios o exfuncionarios de venezuela.

Incluyendo al juez Maikel Moreno del Tribunal Supremo de Justicia y al propio Nicolás Maduro, quien funge como mandatario de Venezuela. Al que acusa de delitos de narcoterrorismo.

Entre los funcionarios corruptos también se encuentran, el presidente de la ANC oficialista Diosdado Cabello y el vicepresidente económico, Tareck El Aissami. Se unen a la lista el exgeneral Hugo Carvajal, ex director de los servicios de contrainteligencia del Ejército venezolano y el exjefe militar Cliver Alcalá Cordones.

Asimismo, el titular de Interior Néstor Reverol, el exviceministro Nervis Villalobos y el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino.

Por otro lado, el departamento de Justicia acusó ante una corte del Distrito de Columbia al ministro de Defensa, Vladimir Padrino, de facilitar el tránsito de narcotraficantes a través de Venezuela, en dirección a Centroamérica.

 Así también, acusaron al superintendente de criptomonedas de Venezuela Joselit Ramírez Camacho, “por su participación en el crimen organizado transnacional”.

Por último, en esa misma fecha la Fiscalía del estado de Florida presentó cargos contra el presidente de la Corte Suprema de Justicia de Venezuela, Maikel Moreno, por lavado de dinero. Cabe resaltar que Moreno ha sido señalado por las sentencias, que en los últimos meses han suspendido a la junta directiva de los principales partidos opositores.

De igual forma, el gobierno de EE.UU sancionó y revocó la visa de la ex Miss Venezuela Mundo Debora Menicucci, como medida colateral de la sanción de su esposo. Por su parte, Moreno rechazó las acusaciones y reprochó a Estados Unidos intentar “subvertir la institucionalidad democrática”, mediante “manipulaciones y mentiras”.

Y el Ejecutivo venezolano le mostró su respaldo en un comunicado en el que habla de “acciones ilegales y coercitivas del gobierno del gobierno de Donald Trump”.

Acerca de Maikel Moreno

La designación de Maikel Moreno como magistrado del TSJ venezolano, generó fuertes críticas, en virtud a sus turbios antecedentes. Una década antes de que Maduro lo eligiera para dirigir la máxima corte, fue investigado por el propio TSJ. Esa investigación estuvo a cargo de Luis Velázquez Alvaray.

Velázquez Alvaray indicó que en su pesquisa encontró un registro del arresto de Moreno emitido después del asesinato de un adolescente en 1989. También señaló que otro juez, en un caso separado, grabó a Moreno presuntamente presionándolo para que liberara a un sospechoso de traficar armas y droga.

Moreno fue funcionario adscrito a la DISIP y en 1987 fue acusado por un homicidio en Ciudad Bolívar, saliendo en libertad dos años después. En 1989 vuelve a servir como oficial de segunda en la DISIP y ese mismo año, participó en el asesinato de Rubén Gil Márquez, esta vez en Caracas. Es apresado y en 1990 obtiene un segundo beneficio procesal.

Obtiene el título de abogado de la Universidad Santa María en el año1995, ejerciendo varios cargos. En el año 2002 es designado como juez suplente especial de primera instancia del circuito judicial penal del estado Delta Amacuro.

En 2002 se desempeña como juez en la corte de apelaciones del circuito judicial penal del área metropolitana de Caracas, durante el período 2002 al 2005. En 2007 fue destituido como juez por la comisión de reestructuración judicial.

Cursó estudios de doctorado en derecho constitucional en la Universidad Santa María hasta el 2014. Y en diciembre de ese mismo año fue juramentado como magistrado de la sala de casación penal del Tribunal Supremo de Justicia por la Asamblea Nacional.

También fue nombrado primer vicepresidente del Tribunal Supremo de Justicia y presidente de la sala de casación penal por la sala plena en el año 2015.

Ir arriba