Biden gana las elecciones

Biden gana elecciones y Trump se niega a reconocer

Luego de haberse dado a conocer las proyecciones sobre el candidato demócrata de los Estados Unidos de América, Joe Biden, el actual presidente Donald Trump ha realizado denuncias sin pruebas alegando irregularidades en el recuento.

De acuerdo con las proyecciones hechas sobre Biden, este ya había superado el umbral de 270 delegados dentro del colegio electoral, lo cual es suficiente para ser proclamado como el nuevo presidente de la nación.

Sin embargo, la campaña de Donald Trump, mediante un comunicado, ha calificado el recuento como fraudulento y realizaron una denuncia a pesar de no contar con pruebas sobre presuntas irregularidades. Así mismo aseguran que “la elección está lejos de haber terminado”.

“Todos sabemos por qué Joe Biden se está apresurando a presentarse falsamente como el ganador, y por qué sus aliados de los medios se están esforzando en intentar ayudarle: no quieren que se sepa la verdad”, señala el comunicado.

El actual presidente recibió la noticia sobre el triunfo de Biden mientras se encontraba en un campo de golf propio en la localidad de Virginia. De allí se emitió el mencionado comentario, donde reiteró en varias ocasiones que la elección aún no se da por concluida.

Más tarde, la red social de Twitter se volvió tendencia debido a unos mensajes publicados por Trump. En los mensajes insistió en su propio triunfo como presidente para un segundo periodo y reiteró que los observadores internacionales no pudieron ejecutar bien sus trabajos.

Donald Trump era un magnate de los negocios y luego se convirtió en el presidente de los Estados Unidos de América. Ha sido el Jefe de Estado más polémico de la historia.

Pero el sábado pasado, su derrota ante Biden lo ha llevado a convertirse en el primer mandatario de un solo periodo de mandato desde el año 1992, es decir, en casi tres décadas, 

Empieza una batalla legal

El equipo tras la campaña de Donald Trump indicó que se va a iniciar una batalla legal para luchar contra unos votos considerados ilegales. Aunque el equipo no cuenta con pruebas sobre esta presunta ilegalidad.

El actual mandatario se niega a conceder la derrota en las elecciones presidenciales de la nación estadounidense. En esta ocasión se está apoyando en una fútil estrategia legal para no verse obligado a aceptar la derrota, algo para lo cual él no está preparado.

Para el mandatario saliente “Ganar es fácil. Perder nunca es fácil. Para mí no lo es”, reconoció Trump durante una visita efectuada a la sede de la campaña el día de las elecciones.

“A partir del lunes, nuestra campaña empezará a defender nuestro caso en los tribunales para asegurar que las leyes electorales son completamente cumplidas y el ganador apropiado es proclamado”, subrayó el presidente.

El mandatario saliente no le basta con hacer una demostración de fraude en los tribunales de un estado, también debe demostrar este hecho en otros estados más para poder cubrir su trecho de delgados dentro del colegio electoral.

En este sentido, su abogado Rudy Giuliani, ha continuado informando sobre un litigio. Este litigio tendría el poder de cambiar todo y por eso ha prometido presentar una nueva demanda en el Tribunal Federal de Pensilvania este lunes.

Donald Trump tiene investigaciones abiertas por fraude en algunos negocios

El debate en los Estados Unidos de América tiene ínfimas perspectivas de que esas series de demandas le den la vuelta a todo el mapa electoral.

Pero el escenario es propicio para debatir sobre los negocios a los cuales se dedicará Trump a partir de enero del 2021 cuando deba abandonar la Casa Blanca. A partir de ese momento se termina su inmunidad legal como presidente.

Hasta los momentos, la fiscalía de Nueva York continúa realizando las averiguaciones sobre posibles delitos de Donald Trump, relacionados con fraudes en el sector bancario y de seguros.

Además, el presidente saliente tiene pendiente afrontar unas deudas valoradas en más de 400 millones de dólares americanos. Así lo ha informado el diario The New York Times.

Por esta razón, Trump debe hacer más recaudaciones de dinero para evitar la pérdida de brillo en sus marcas.

Por otra parte, sus más fieles seguidores confían en una posibilidad de volver a Donald Trump al poder para el año 2024. Sin embargo, el mandatario hasta los momentos no ha mencionado nada sobre ello.

Ir arriba