22 de mayo de 2019

UBER MIAMI: De la alternativa de trabajo a la explotación severa.

16 de septiembre de 2018 03:46 pmPublicado en: Tendencias
Foto de Robert Gillings publicada en FLICKR

En el año 2016, las empresas Uber y Lyft fueron legalizadas en Miami, tras una decisión de  la Comisión de Miami-Dade, en dónde se aprobó enmendar el capítulo 31 del código condal, con 9 votos a favor y 2 en contra, se modificó la regulación  del servicio para transportación en vehículos de alquiler. Gracias a esta batalla que dieron “los drivers” las compañías lograron entrar en la vida de las personas en la ciudad , pero lo que comenzó como una alternativa de trabajo independiente, se ha convertido en un martirio para los conductores quienes ya no pueden cubrir los gastos que genera prestar el servicio y así mismo para los pasajeros/ clientes, que acusan la inesperada baja  en la calidad del trato de los choferes y de los vehículos que trabajan para dichas aplicaciones.

 

 

Ojo Global Noticias.

 

Por Mario Quiroz.

 

Miami es la tercera ciudad más cara para vivir en los Estados Unidos, según el portal  Go Banking Rates, lo que la hace diferente a New York o Boston, es la precariedad de los sueldos, los  impuestos sobrevalorados a las propiedades, el alto costo de las rentas  y el exagerado cobro de  los servicios básicos, esto características han hecho que este destino turístico en el sur de la Florida, se convirtiera en  una aventura para visitar y un infierno para vivir.

 

Ante la necesidad de miles de persones en conseguir dinero para la “cara” vida en Miami, UBER y LYFT aparecieron como  opciones salvadoras, los servicios de transporte por aplicación desde un móvil, ofrecieron una alternativa a muchas personas para trabajar de manera independiente con sus vehículos, no tener horario y poder hacer el dinero suficiente para los gastos del día a día.

 

La migración latinoamericana hizo que la cantidad de conductores para trabajar con UBER y LIFT aumentará estrepitosamente en la ciudad. En el 2015 una persona que laboraba en Miami, cobraba en promedio 12 dólares la hora, es decir, por día de trabajo  ganaba  96 dólares, pero una nueva oportunidad llegó, cuando muchos habitantes de la ciudad, se dieron cuenta que manejar con su vehículo podía generarles ingresos de 250 dólares, sólo en 10 horas, lo cual se traducía en 1000 dólares a la semana, sin trabajar los “weekends”.

 

 

El “bum” de UBER y LIFT se puso de moda, ciudadanos renunciaron a sus trabajos formales para manejar de forma independiente y disponer de su tiempo con más comodidad, muchos inmigrantes recién llegados,  vieron una oportunidad para producir ingresos mientras esperaban que sus situaciones legales se normalizarán , pero que fue lo que sucedió con estás compañías, que ahora los conductores acusan de que ellas se han aprovechado del sistema, la necesidad de personas mayores que no consiguen forma ingresar al mercado laboral y el sobre reclutamiento de choferes por la falta de empleo en Miami.

 

El decaimiento vino a partir de 2016 hasta hoy, tres veces UBER y LIFT han bajado las tarifas del servicio a los pasajeros, aumentaron dos veces la comisión que deben pagar las empleados hacia la empresa, (un 30’%) y esto hay que sumarle las amenazas a los conductores de  suspenderles las cuentas si se niegan a tomar los viajes compartidos, entregas o llevar animales.

 

José Martínez, un salvadoreño de 58 años que reside en el Doral, en el condado de Miami Dade, y quien trabaja con su vehículo Nissan Altima, es una víctima de su edad ya que no consigue un trabajo de oficina, a pesar ser contador, él  nos dió una orientación de lo que cobran UBER y LIFT en ciertos viajes, por ejemplo una carrera de la calle 41 de la Collins Avenue hasta el Aeropuerto Internacional de Miami, cuesta en ambas compañías para los usuarios, 18 dólares, pero el pago para un chofer son de 11 dólares en promedio, y si quitamos los 3 dólares de peaje por tomar la Palmeto Express o la vía 95 estatal, estamos hablando de que un conductor solo cobrará 8 dólares por un viaje que hasta puede durar 30 minutos.

 

Trina Garcia, una venezolana en situación de asilo que reside en La Pequeña Habana,  quién ya tiene su permiso de trabajo y maneja para ambas compañías con un toyota Corolla 2012, se refirió a lo que según ella son los desastres de los UBER POOL y los LYFT Shared (viaje más económicos para varios pasajeros), en sus palabras nos informó: “Un pasajero que se dirija de la 74 street de Doral a North Beach, las compañías le cobra 24.94 dólares a las personas que comparten el vehículo, supongamos que dos personas más se dirigen al mismo lugar, a mi por una persona me pagarán 17 dólares y solo 7 dólares más por las otras dos, es decir 24 dólares, cuando si seríamos justos, deberían  pagarme 51 dólares, es decir los 17 dólares por por cada una, UBER y LIFT se quedan prácticamente con la mitad, es inaceptable, tú colocas 20 dólares de gasolina al día, llantas, millas, vehículo, dejas 200 dólares al mes en peajes,  y lo que siento es que se aprovechan de nuestra necesidad de trabajar y la recompensa son 5  estrellas que no me ayudan en nada”.

 

Los precios de UBER y LIFT, no son comparables al de un Taxi regular, un viaje en los “amarillos” del Aeropuerto Internacional de Miami a Alton Road en Miami Beach, puede costar hasta 60 dólares, en comparación a las compañías por aplicaciones el precio no llegará a más 20 dólares, paradójicamente los taxis han regresado, ya que los usuarios y turistas prefieren usarlos de nuevo, en vista que la calidad en las otras empresas ha decaído, carros viejos, sucios y choferes mal educados son las quejas regulares, pero esto es el resultado de  “el servicio es de acuerdo a la paga” .

 

Un conductor que trabaje para UBER Y LIFT,  tiene que manejar para producir 120 dólares al día en un vehículo de cuatro pasajeros,  un promedio de 10 horas, o 8 horas en la noche, el desgaste físico para un chofer es bastante alto, al estar tanto tiempo sentado en su carro sin ejercitarse, s esto hay que sumarle el estrés del tráfico y el acoso policial en las semanas del 15 y 30 de cada mes.

 

UBER y LYFT en  Miami tampoco otorgan ningún beneficio a sus conductores, no hay pago de seguros de salud o vehicular, no hay un plan de cubrir el servicio de mantenimientos del carros o simplemente una remuneración  por gasto de llantas, tampoco una compensación de consumo de combustible (Miami la gasolina regular vale 3 dólares el galón), solo existe una parte en la aplicación que indemnizan al chofer, por daños causados por algún pasajero en el interior de la unidad.

 

Algunas ciudades han tomado correcciones como el caso de Londres en el Reino Unido, La forma en que UBER y LITF contrata a sus empleados también ha sido motivo de fuertes disputas. La firma dice que su aplicación es un simple intermediario entre conductores y pasajeros y que, por lo tanto, no tiene empleados, si fuera así, es demasiado absurdo quitar a un chofer 30% de una tarifa de viaje.

Los conductores, sin embargo, se movilizaron en Londres para lograr avanzar en derechos sociales, como las bajas laborales y las compensaciones por daños a los vehículos sean más altas.

 

El Tribunal Laboral de Apelaciones de Londres  desestimó el año pasado, el recurso de la compañía estadounidense y decidió mantener una sentencia anterior que considera que los conductores de la empresa no son autónomos, sino empleados. Deben tener, por tanto, derecho a un salario mínimo o a vacaciones remuneradas, UBER continua su batalla en la ciudad británica, pero solo logró que su licencia fuera renovada por 15 meses hasta que pruebe que hará los cambios necesarios para los socios y usuarios, de no cumplir, la compañía será suspendida indefinidamente.

 

La pregunta es cuanto puede mantener UBER y LIFT  sus políticas, tarifas y trato a sus empleados, antes que la ciudades en Estados Unidos, empiecen a tomar cartas en el asunto y los gobiernos locales busquen mejorar las condiciones de los conductores quienes son al final de cuentas, los que realizan el trabajo duro.

 

 

 

 

 

 

 

 

Los nombres de las personas para este artículo  fueron cambiados para evitar posibles represalias de la compañía.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Ojo Global Noticias.