21 de septiembre de 2018

DRAGON BALL SUPER LLEGA A SU FINAL, lo que deja el anime más visto de la historia mundial.

20 de marzo de 2018 11:31 pmPublicado en: Especiales

En un acto de rebeldía continental, México, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Chile y Argentina, decidieron mostrar en vivo, en plazas públicas, restaurantes y salas de cine, el capítulo 130 que comprende la batalla final entre Son Goku y el ultrapoderoso Giren, ambos en franca lucha por la supervivencia de sus respectivos universos (7 y 11). El suceso hasta ocasionó una pequeña crisis diplomática, en vista de que Japón a través de sus embajadas, pidió a los países suspender las transmisiones ilegales que se estaban dando a nivel mundial por pedido de Toei Animación, quienes alegaron que el trabajo de miles de personas que producen DBS se vería comprometido.

 

Por: Mario Quiroz.

 

Para hablar de Dragón Ball Super (DBS), tenemos que remontarnos a 1986, cuando Toei Animación le compró el Manga (comic escrito en Japón) a Akira Toriyama, para producir una versión animada de su relato dibujado “Dragón Ball, el cual comprendía la historia de Son Goku, un niño de apariencia extraña, inocente, con una cola  en su trasero, que lo hacía convertir en un mono gigante cada vez que veía la luna. Sus aventuras comienzan cuando es encontrado por Bulma, una adolescente de cabello azul, en sus viajes en busca de las esferas del Dragón viven grandes aventuras, la misión era reunirlas y pedir un deseo a Shen- Long, el dios de la tierra que puede ser invocado una vez reunidas las siete piedras de diferentes estrellas.

 

El anime se transmitió por tres años por Fuji TV con gran éxito, el cual fue divido en tres historias, “el origen de las esferas”, “la patrulla roja y la batalla final contra Piccolo Daimakú”. La historia finaliza cuando Goku ya convertido en un adolescente gana el Torneo Supremo de las Artes Marciales y se casa con Milk, una niña que conoció en el pasado y a quién le hizo la promesa de desposarla pensando que el matrimonio era el compromiso de una mujer de darle mucha comida a un hombre.

 

 

En 1990 Toei Animación estrena la continuación de nombre “Dragón Ball Z” (DBZ), la serie es producida, escrita y dibujada por Akira Toriyoma, en ella se observa que Goku descubre su origen y la razón de su cola, (es un Saiyayin originario del planeta Vegita y su nombre verdadero es Kakarotto) además se introduce el personaje de Gohan, (el hijo de Goku). El anime pasa de una aventura graciosa a batallas dramáticas sangrientas, muertes de personajes queridos y viajes en el tiempo. DBZ fue éxito sin precedentes en la historia de las historias niponas, la serie se volvió más popular al presentar un por primera vez un futuro apocalíptico en la Saga de Trunks y los Andriodes, este argumento hizo que el show dominical se convirtiera en el programa más visto de Japón y luego en Latinoamérica a finales de los 90 y principios del 2000.

 

 

“Mi saga favorita es sin duda la de Trunks, el hijo de Vegeta y Bulma en el futuro, creo que su tragedia hizo que las personas adultas se involucraran más con la historia, sobre todo cuando hicimos la propuesta de la muerte de Goku y los guerreros Z, y después, el asesinato de Gohan por parte de los androides, allí recibimos la grata noticia que no solo los niños veían el anime, sino que los adultos también los domingos se daban lugar en sus casas para ver DBZ” declaró Toriyama al diario japonés  Yomiuri Shimbun en Agosto de 1998.

 

La nueva saga se expandió por todo el mundo, sobre todo por el continente americano, que ha sido un mercado receptor por excelencia de los animes japoneses. El presupuesto para la producción fue aumentado y la banda sonora fue compuesta por el compositor japonés Shunsuke Kikuchi (1931-) entre 1986 y 1996. Desde temas épicos, solemnes, melancólicos, hasta de humor y desenfadados, el estilo de musicalización de Kikuchi se ha asociado directamente a esta serie, aunque dicho estilo ya lo poseía desde décadas anteriores gracias a sus incursiones en partes de la banda sonora de Mazinger ZGreat Mazinger y musicalizar en su totalidad U.F.O. Robo Grendizer entre otras, no siendo exclusivo el estilo para la saga de Dragon Ball.

 

Dragón Ball Z se conformó de cuatro líneas de tiempo, “La Llegada de los Saiyayins, La batalla de Frezzer, El perfecto Cell y La Batalla final contra Magic Boo”, en dichas historias Goku pasó por tres transformaciones que elevaron su poder, el Super Saiyayin 1,2 y 3, pero Toriyoma quería ya un relevo para su historia con el personaje de Gohan.

 

 

Toriyama  introduce al hijo de Goku con aventuras individuales, como su vida en la comunidad universitaria y su encuentro con la que sería su esposa de nombre Videl. Goku se sacrifica en la saga de Cell y muere, pero la audiencia baja y al escritor japonés no le quedó más remedio que revivir a Kakarotto para la cierre de la historia en la batalla final contra Magic Boo. DBZ comprendió 146 capítulos con 17 películas animadas, la más exitosa fue, “Gohan y Trunks, los guerreros del futuro”.

 

 

“Fui un ingenuo al pensar que un personaje que he venido trabajando desde que era un niño hasta su edad madura, fuera relevado tan fácilmente, al final es Goku el protagonista siempre de la historia, a pesar de lo idiota que a veces suele ser, pero es así, Dragón Ball es Goku” declaró Toriyoma en la convención de Manga en Japón en el año 1995.

 

Dragón Ball GT se estrenó en 1996, pero Akira Toriyoma no tuvo nada que ver con el proyecto, solo dio permiso para que Toei Animación utilizará su material, la idea de la compañía era de nuevo atraer a los niños, por esta razón en un argumento casi forzado, Goku vuelve a ser un infante y emprende viajes por el universo. La audiencia castiga a DBGT, y lo hace un fracaso, al ver el error, los productores vuelven a la esencia de Z, pero no convencieron al público, no estaba la producción del maestro Toriyama, ni tampoco los miembros originales de la banda sonora, y en 1999 DBGT termina con la despedida de Goku ya adulto de nuevo, convertido en una especie de espíritu que visita des vez en cuando a su nieta Pam (la hija de Gohan y Videl), quien ya es abuela y ve a su nieto (quien es igual a Goku cuando niño) participar en un Torneo de Artes Marciales.

 

 

 

18 años después Akira Toriyama al ver que DBZ era lo que aún se repetía en TV, videos e internet una y otra vez, decide probar suerte y lanza DRAGÓN BALL Z, la batalla de los dioses, una película de 1 y 20 minutos de duración que introduce al Dios de la destrucción de nombre Bills y su ayudante Weiss. La esencia se recupera por completo y la película resulta ser un éxito a nivel mundial, los adultos y niños regresan al mundo de Goku y raíz de la alta audiencia, un año después se lanza otra película de nombre DRAGÓN BALL Z, la resurrección de Frezzer.

 

Toriyoma sorprende al público al anunciar que DBZ volvería a la TV pero con el nombre de DRAGÓN BALL SUPER, la historia estaría comprendida en el tiempo del final de la batalla contra Magic Boo y el episodio final de DBZ.

 

“Quería lanzar una nueva historia, crear una nueva línea de tiempo para borrar lo terrible de Dragón Ball GT, se lo debía a los fans, creo que está historia les agradará mucho, Goku no volverá a ser un niño, sino que se volverá más poderoso”. Declaró Toriyoma en la premier de Evangelión 3.0 en Octubre de 2015.

 

 

 

 

DRAGON BALL SUPER.

 

Muchos fans adultos y jóvenes se apegaron a la serie pero la criticaron, debido a la baja calidad de la animación y el reciclaje de las dos películas, La batalla de los Dioses y La resurrección de Frezzer, no había sorpresas hasta ahora, solo la introducción de un nuevo personaje de nombre Champa, el hermano del Dios destructor Bills, quienes por competencia personales deciden iniciar torneos de artes marciales entre los universos 6 y 7.

 

Se reorganiza todo el equipo que produjo Dragón Ball Z para su regreso y trabajar en la nueva serie, Toriyama escribe el Manga, y la banda sonora vuelve a manos del estudio de Sunseke Kikuchi. DBS no subía las audiencias, hasta el retorno de un personaje muy querido por la afición quien era Trunks y la nueva saga de Gokú Black.

 

A pesar de ser una nueva aventura, Toriyama se quejaba muchas veces de la animación y las diferencias entre su manga y el anime transmitido en TV, por está razón apela a la nostalgia y recuerdos, con el uso  de imágenes de Dragón Ball y Dragón Ball Z, el recurso lo emplea a fondo con la práctica de las antiguas técnicas de combate como el Kame Hame Ha y el Mafuba, para enfrentar a los nuevos enemigos, decide revivir con escenas emotivas  la amistad de Goku con varios personajes del pasado,  en la pelea en el bosque mágico, Krillin (el  mejor amigo del protagonista) y el Saiyayin se unen contra los enemigos que algunos vez enfrentaron en DBZ, los seguidores dieron el visto bueno al halagar el contenido de este capítulo, y catalogarlo como “el mejor recuerdo en el tiempo de toda la serie”.

 

La tercera saga de DBS creo muchas interrogantes a los seguidores debido a que el antagonista de esta nueva historia era un ser igual a Goku, pero más poderoso en el argumento, el futuro de Trunks vuelve a ser destruido, el hijo de Vegeta y Bulma por supervivencia debe volver a viajar al pasado, pero está vez a buscar la ayuda de su padre y del propio Goku.

 

La audiencia aumentó y elevó a DBS en Japón a ser el principal anime visto en las mañanas de los domingos, la reproducciones en Youtube y en plataformas de internet se vuelven virales sobre todo los capítulos del 43 al 64, cada sábado en la noche DBS se volvía tendencia en las redes sociales latinoamericanas, un efecto similar que solo había experimentado Juego de Tronos, la serie de HBO en sus siete temporadas.

 

La animación mejoró notablemente, el dramatismo y las batallas con diálogos mejor trabajados para las peleas son halagados por el público, la banda sonora sufre un proceso de maduración al introducir elementos de ópera, ciberpunk y melodías tristes para la historia.

 

El capítulo 63 se convirtió en  el más visto en la historia del anime con 9 millones de reproducciones en Youtube y páginas dedicadas a DBS, inclusive se vuelven virales los videos de reacciones de personas en el mundo al ver los 28 minutos del episodio.

 

 

La saga de Goku Black termina originalmente con la derrota de los héroes, ya que no vencen al villano de nombre Zamasu, quién era la verdadera identidad de la copia de Kakarotto,  destruyen su cuerpo pero no su espíritu, Toriyama resuelve el caso con un nuevo personaje de nombre Zen-o-Sama, o el Rey de Todo en español, quién es el Dios supremo de Los Universo y con tan solo mover sus manos, puede destruir los planetas que desee, es así cómo Goku vuelve a su esencia de guerrero inteligente y se le ocurre la idea de eliminar al fanático Zamasu con la ayuda de este Dios. La saga de Trunks finaliza con la despedida triste de este personaje de sus padres, Goku y el regreso a su futuro con una nueva esperanza.

 

 

El Torneo Universal de Poder.

 

Dragón Ball Super tenía la audiencia ya recuperada, cada sábado y domingo en Latinoamérica y Japón era un hecho que todo el mundo a través de la internet, Tv Japón y Fuji, verían los episodios por venir.

 

Toei Animación anuncia que DBS terminará en el episodio 131, es decir a partir del episodio 90, la audiencia a nivel mundial se pegó con la serie por la expectativa de ver el final.

 

Para esta última parte de la historia el equipo de animación fue cambiado por mejores dibujantes, se aumenta el presupuesto para la producción,  y se le pide a las compositores de la banda sonora que introduzcan nuevos temas con carácter dramáticos y épicos para las batallas. El sonido y los colores son retocados para la introducción de nuevos personajes.

 

Zen-o-Sama decide que se debe dar inicio al Torneo Universal, diez universos se disputarían el premio de las super esferas del dragón y la supervivencia, Goku busca ayuda en sus antiguos compañeros, recluta a algunos guerreros Z y a 4 de sus ex enemigos, Vegeta, los androides 17 y 18 y la sorpresa fue la participación del emperador del mal, Frezzer, traído desde el mundo de los muertos para ayudar.

 

 

Otro dato curioso fue el regreso del maestro Roshi a los combates, cosa que no se veía desde los inicios de Dragón Ball, hay que acotar que este personaje la da el toque dramático y nostálgico a uno de los capítulos de esta historia,  el anciano al casi muere  en combate en los brazos de Goku.

 

Los primeros capítulos de esta saga era la introducción de los universos que iba a participar el torneo, además de los entrenamientos de Goku con sus compañeros para probar sus habilidades.

 

 

Muchos alegan que DBS  en realidad es esta historia, ya que cuenta con un arco argumental coherente, una propuesta original de toda la serie, un torneo de un todos contra todos dónde nadie es bueno o malo, los personajes son trabajados en sus ambiciones individuales, para dar sentido a sus  personalidades al máximo y sus historias para objetivos comunes, una hermandad a la fuerza,  el motivo no es ganar por ser los más fuertes, sino sobrevivir, Toriyama crea una jugarreta para la audiencia, “en el torneo no se puede matar a nadie, pero los universos que pierdan serán borrados”.

 

 

Desde noviembre 2017 hasta marzo de 2018, hemos visto El Torneo de Fuerza, combates realmente emocionantes, todos los personajes involucrados, Goku siempre es el eje central, o tiene que ver de alguna manera en parte de los combates individuales de sus compañeros. Por otro parte también pasa a ser el personaje más odiado por sus rivales, debido a que lo hacen responsable de la organización del torneo, pero está afirmación no es cierta, ya que Bills conocía que Zen-o-Sama planeaba eliminar varios universos sin la necesidad de una competencia.

 

 

Toriyama introduce al antagonista principal del torneo de nombre Jiren, el más fuerte del universo 11, quien es casi invencible, nuestro héroe desarrolla una nueva transformación que es el Ultra Instinto Dios, pero a pesar de este nuevo poder, no es capaz de derrotar  “al marciano” cómo fue apodado en las redes sociales.

 

El episodio 130 fue visto por más de 12 millones de personas, tendencia mundial en Twitter el sábado 17 en Latinoamérica y el domingo 18 de marzo en Japón, 9 millones de reproducciones en Youtube, a diferencia de DBZ, Dragón Ball Super terminará con un final dramático impredecible, el capítulo 131 se estrenará el próximo 24 de Marzo.

 

 

 

Lo que deja Dragón Ball Super.

 

La saga de Toriyoma y Toei Animación se despide de nuevo después de 3 años de transmisión, los cuarentones y sus hijos volvieron a disfrutar las aventuras de Goku, el orgullo de Vegeta, la tristeza de Trunks y los episodios cómicos de Bulma con sus rabietas y el maestro Roshi con sus ataques morbosos hacia las jovencitas.

 

Dragon Ball es junto con Los Simpsons, una de las series más longevas animadas, la diferencia es que en la primera, los personajes evolucionan, crecen y envejecen. El valor de la amistad y la importancia de la familia son enfatizados con mucha fuerza en los argumentos, además también toca el tema de la superación personal y los lazos afectivos que unen a los amigos.

 

Hay cosas que hay reclamarle a Dragon Ball Super, una de ellas es la desaparición de Gohan en la serie, quien fue el guerrero más fuerte de DBZ y en esta nueva historia fue anulado del todo sin crecer más en sus poderes, algo que decepcionó a los fans incluyéndome, también estuvo lo complicado de entender la historia de Black Goku, muchos giros de tiempos que eran difíciles de entramar y por último, el punto bajo de  repetir dentro del argumento, las películas vistas antes en los cines, en un mundo creado por Toriyama, pueden inventarse miles de historias que pudieron suplir a los films proyectados dos años antes.

 

Otro punto que no agradó a los seguidores de Dragón Ball, fue la poca presencia de Vegito (la fusión de Goku y Vegeta) y quién hizo su aparición en la saga de Magic Boo, el saiyayin se convirtió en un personaje muy querido por su ironía y sus técnicas de combate, ademas fue reconocido como el guerrero más fuerte por encima de Gohan en DBZ, pero en DBS en el capítulo 63 solo duró 5 minutos a la vista, fue una lástima porque fue un carácter que pudo tener gran relevancia en el argumento de Goku Black.

 

 

Dragón Ball Super no tiene un trasfondo político como Saint Seiya o Mazinger Z, no tiene una profundidad psicológica como Evangelión, pero sus personajes son todos unos revisionistas de la conducta del ser humano, la inocencia del personaje principal es sobrepasada por sus imprudencias por su afán de combatir, el viejo maestro Roshi es un personaje sabio pero pierde la cordura por jóvenes mujeres, Vegeta es el guerrero más orgulloso, pero deja de ser un asesino al volverse padre de familia, Bulma es el personaje principal femenino, pero paradójicamente no es la esposa de Kakarotto, sino su mejor amiga  y es así es con el resto de los que hacen vida en la serie, quienes dan su toque individual para que le historia gire a favor Goku.

 

Para Latinoamérica no es el final de DBS, sino que hay que esperar la versión  doblada al latino, todos queremos escuchar a Goku en el torneo de fuerza con la voz de Mario Castañeda,  la voz del héroe para el mercado hispano por más de 20 años.

 

Toriyama ha anunciado una nueva película que se estrenará el 19 de Diciembre, dónde los guerreros Z, tendrán que enfrentar al verdadero Saiyayin originario.

 

 

Solo nos queda despedirnos de Kakarotto por un buen tiempo, el próximo sábado 24 de Marzo será el episodio final de DBS, lo seguiremos viendo por los menos hasta el 2020, ya que es la imagen oficial de los Juegos Olímpicos de Tokio, mientras por ahora nos queda decir ¡hasta pronto Goku!

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Ojo Global Noticias.